Finalizan las obras de mejora en los ecoparques fijos del área metropolitana de València

La EMTRE ha invertido 195.000 euros para renovar luminarias y reformar las casetas de aparatos eléctricos i residuos peligrosos

0
33

La Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos (EMTRE) ha finalizado las obras de adecuación de las casetas de los ecoparques fijos donde se recogen los aparatos eléctricos para reciclar y los residuos considerados como peligrosos por ser muy contaminantes, como las baterías, los aceites de cocina y de automoción o los botes con restos de pinturas y barnices.

Las obras se han llevado a cabo en 11 de los 20 ecoparques que la EMTRE gestiona en el área metropolitana de València. No han sido las únicas mejoras en la red de ecoparques fijos de la EMTRE, ya que también se han renovado las luminarias de 13 ecoparques y se han sustituido por un sistema más eficiente y ecológico.

En total, la entidad metropolitana ha invertido 195.000 euros en la mejora y adecuación de los ecoparques fijos, de los cuales 158.000 corresponden a las obras en las casetas y 37.000 a la renovación de las luminarias. Para el cambio de la iluminación en los ecoparques, la EMTRE ha contado con una subvención de 30.000 euros procedente de la Diputación de València y está previsto que esta institución subvencione también una parte de las obras en las casetas de electrodomésticos y residuos peligrosos.

El presidente de la EMTRE y vicealcalde de València, Sergi Campillo, considera que «estas mejoras van encaminadas a hacer más eficientes y seguras estas instalaciones de la red de ecoparques fijos en el área metropolitana de València y se realizan para ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía, que puede usar cualquier ecoparque independientemente del municipio donde se encuentre situado. Además, contamos con la colaboración de otras instituciones como la Diputación de València para financiar estas obras y por eso quiero agradecer a esta institución su voluntad de colaboración y de mejora ambiental en nuestra área metropolitana.»

Cumplir con la legislación vigente

En total, son 11 los ecoparques fijos donde se han adaptado las casetas de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs) y de materiales peligrosos a la legislación vigente. Estas instalaciones deben cumplir una normativa muy estricta para evitar fugas y derrames contaminantes que pueden perjudicar al medio ambiente y por eso ha sido necesario hacer obras de adecuación en los ecoparques más antiguos.

En algunos, como los de Almàssera, Catarroja, Torrent-1 y Torrent-2, solo se han llevado a cabo algunas modificaciones en materia de seguridad para prevenir vertidos, ya que las casetas estaban perfectamente cubiertas y ventiladas.

En cambio, en los ecoparques de Albal, Sedaví, Meliana, Puçol, Manises, Alboraia y Paiporta-Picanya ha sido necesario derribar totalmente las casetas antiguas y construirlas de nuevo. Lo mismo pasa en la zona de materiales voluminosos de la planta de tratamiento y valorización de residuos de Hornillos, en Quart de Poblet, que también se ha tenido que renovar totalmente.

Luminarias más respetuosas

Las mejoras en las casetas de RAEEs y materiales peligrosos se suman a la reciente instalación de nuevas luminarias LED PC-Ámbar en 13 de los ecoparques del área metropolitana. Se trata de una tecnología que reduce considerablemente la contaminación lumínica y es mucho más respetuosa con el medio ambiente, a la vez que conserva todas las ventajas de la tecnología LED tradicional en cuanto a eficiencia energética.

Las nuevas luminarias LED PC-Ámbar se han instalado en los ecoparques de Albal, Sedaví, Meliana, Puçol, Manises, Silla, Picassent, Catarroja, Torrent-1, Torrent-2, Almàssera, Massamagrell y Albalat dels Sorells.

La red de ecoparques fijos y móviles de la EMTRE está a la disposición de la ciudadanía del área metropolitana de València, que puede hacer uso de sus instalaciones para reciclar los residuos que no se pueden depositar en los contenedores que hay habitualmente en la vía pública. A los ecoparques fijos se pueden llevar muebles, colchones, escombros procedentes de obras domésticas, aparatos eléctricos y electrónicos o restos de poda, entre otros residuos.

En 2020, los ecoparques fijos de la EMTRE recogieron casi 69.000 toneladas de residuos, una cantidad menor que el año anterior a causa de la pandemia de COVID-19. Pero durante el primer semestre de 2021 ya se han contabilizado más de 41.000 toneladas, una cifra que incluso es superior a la del mismo periodo de 2019, cuando todavía ni habíamos oído hablar del coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.