VOX Mislata presenta moción para eliminar el lenguaje inclusivo en documentos del ayuntamiento

Galán señala en la moción, que la Administración Pública debe actuar con objetividad los intereses generales y al bien común de los ciudadanos

0
43
Álvaro Galán

Álvaro Galán, concejal de VOX en Mislata, ha presentado una moción para eliminar el denominado lenguaje inclusivo de los documentos del ayuntamiento, al considerar que «supone la inobservancia de las normas y reglas ortográficas y gramaticales en el uso del lenguaje” así como “entorpece el funcionamiento de la Administración».

«Lejos de ser un instrumento eficaz al servicio de los ciudadanos, representa un fenómeno obstructivo a favor de tendencias de cariz ideológico que estorba, molesta e incómoda la fluidez de la interlocución, escrita o verbal, entre emisor y receptor».

En el año 2018, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, la señora Calvo Poyato solicitó a la Real Academia de la Lengua Española un estudio sobre «la adecuación de la Constitución Española a un lenguaje inclusivo, correcto y verdadero a la realidad de una democracia que transita entre hombres y mujeres».

La RAE presentó el informe en enero de 2020. En un texto de más de 150 páginas repasó la polémica suscitada a raíz del uso del lenguaje inclusivo, respondiendo tajantemente: «Lo que comúnmente se ha dado en llamar ‘lenguaje inclusivo’ es un conjunto de estrategias que tienen por objeto evitar el uso genérico del masculino gramatical, mecanismo firmemente asentado en la lengua y que no supone discriminación sexista alguna«.

Galán señala en la moción, que la Administración Pública debe actuar con objetividad los intereses generales y al bien común de los ciudadanos. El lenguaje inclusivo nace con propósitos exclusivamente partidistas ajenos al sentir mayoritario de los ciudadanos y a sus usos y costumbres como hispanohablantes.

Siguiendo las pautas del Plan de Igualdad de Mislata, es reiterativo el desdoblamiento de numerosos términos en la web del Ayuntamiento y en la información pública. Es paradójico el abundante uso en las comunicaciones de Cultura y Prensa, que deberían cuidar más nuestra lengua. Los desdoblamientos que se pueden encontrar en nuestras comunicaciones incluyen «niños y niñas«, «los/las jóvenes«, «trabajadores y trabajadoras«, «padres y madres«, «abuelos y abuelas«, «usuario y usuaria«, «vecinos y vecinas«, «concejales y concejalas» y otros. Dicho lenguaje incomoda la fluidez de la interlocución escrita o verbal entre emisor y receptor.

El masculino gramatical «no supone discriminación sexista alguna». El lenguaje inclusivo «supone alterar artificialmente el funcionamiento de la morfología de género en español bajo la premisa subjetiva de que el uso del masculino genérico invisibiliza a la mujer».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.