Log in

El año 2017 ha llevado más actividad y más diversa sobre el territorio de los museos del Área de Cultura

Para el diputado de Cultura, Xavier Rius, “aunque los tres museos del Área de Cultura se encuentran situados en la ciudad de València, la vocación de proyectarse hacia fuera es evidente".

"La extensión de los museos hacia el territorio es inequívocamente más clara y sólida que nunca, porque esta proyección cuenta ahora con mayor complicidad y participación de los pueblos receptores”, ha asegurado. Es por ello, “no puedo ocultar también la satisfacción que me provoca saber la contribución que hacen los trabajadores y trabajadoras de los museos en esta proyección hacia fuera. Tengo constancia por las diversas visitas que hago y por los agradecimientos de los municipios donde recalan”, ha apuntado.

En cuanto al número de visitantes, "tanto en 2016 como en 2017 hemos podido consolidar y estabilizar los 400.000 visitantes al conjunto de los tres museos, después de unos años de declive y pérdida de visitantes, en mi opinión por un excesivo control político de las programaciones, y por derivadas emocionales de la crisis económica”, ha señalado el diputado Xavier Rius.

Prehistoria volcado sobre el público y el territorio

El Museu de Prehistòria de València es un centro dedicado a la presentación, a la interpretación y la difusión de los importantes materiales arqueológicos que atesora. Su fundación fue avalada por la Diputació de València en 1927, junto con el SIP, que es el Servicio de Investigación Arqueológica que ha construido su corpus científico y académico. En 1982 la Diputació crea también el Museu Valencià d’Etnología, y junto con el primero se trasladan todos juntos al enorme edificio de la Beneficència, restaurado poco después.

Hoy los dos museos mantienen peculiaridades y características bien diferenciadas, además de tener diferentes direcciones y programas, pero ambos comparten el valor de ser referentes para el público valenciano, tanto en la faceta didáctica como en la investigación.

El centro, bajo la dirección de Helena Bonet, ha consolidado de manera clara los programas para el público familiar en fin de semana, con visitas a la carta, talleres y biblioteca infantil, que tradicionalmente se hacían en los días laborables. Una apuesta por la conciliación familiar y por actividades compartidas entre madres y padres y sus hijos. Ahora la programación se extiende prácticamente a cualquier día, y concentra en sábado y domingo mucha más actividad orientada a visibilizar el museo y sus colecciones. Un mundo al alcance de estudiantes y personas mayores, que permite extender el conocimiento sobre el patrimonio arqueológico de los valencianos.

Por otra parte, el Museo de Prehistòria tiene una clara vocación de trabajo sobre el territorio, dado que la procedencia de sus fondos viene de prospecciones y yacimientos tan consolidados como la Cova de Bolomor o la agrupación de yacimientos íberos con los que el museo trabaja de manera coordinada con los ayuntamientos de cada zona. Así, la conocida como "Ruta dels Ibers", es un circuito formado por los yacimientos de La Bastida de les Alcusses, en Moixent; el Puntal dels Llops, en Olocau; Kelin, en Caudete de las Fuentes, o Castellar de la Meca, en Ayora. La Lloma de Betxí, en Paterna o San Miguel, en Llíria, son otros lugares donde se realiza actividad orientada al público.

Cabe destacar el impulso y la participación que ha tenido la llamada "Iberfesta", una rememoración anual lúdico-festiva del mundo de los íberos en la localidad de Olocau, donde cada vez participan más personas, y de la que se derivan cerca de 12.000 visitas comentadas al yacimiento del Puntal dels Llops. También es muy destacable la cada vez más visitada cueva de Bolomor, en Tavernes de la Valldigna, con visitas comentadas que en 2017 han alcanzado los 6.000 visitantes. En resumen, el conjunto de yacimientos dependientes del museo han tenido un total de 30.000 visitas guiadas o comentadas a lo largo de 2017.

Etnologia activa la recuperación del patrimonio

El Museu Valencià d’Etnologia es un espacio dedicado a la recuperación de la memoria de nuestro territorio. Trabaja en diferentes vectores, como son la proyección de la exposición permanente del museo, así como una serie de exposiciones temporales que poco después de ser mostradas en las salas de la Beneficència pasarán, muchas de ellas, a formar parte de la cartera de exposiciones itinerantes en tránsito continuo por todo el territorio valenciano, muchas veces incluso fuera del ámbito provincial. Para el Museu Valencià d’Etnologia la vocación de visitar el territorio y de aportar materiales que ayuden a construir un relato es bien clara. No en vano la primera itinerante tuvo lugar hace 30 años, en plena efervescencia del nacimiento de las casas de cultura.

Hoy el museo cuenta con un equipo profesional dedicado en exclusiva a mover exposiciones por diversos municipios. Así en 2016 se consiguió montar 30 exposiciones en pueblos, mientras que en 2017 han sido 36 exposiciones itinerantes, en una actividad frenética para satisfacer las demandas de los municipios.

También, promovido desde el Museu d’Etnologia, el festival llamado Etnomusic, con músicas del mundo y actuaciones de gran nivel se ha convertido en un referente en la programación cultural del año, hasta el punto que de las 8 actuaciones de 2017 se pasará a cerca de 12 para el 2018.

La Beneficencia y las actividades externas

En cuanto a las visitas a los museos del Centro Museístico de la Beneficència, hay que incidir que comparten una entrada general única que permite el acceso a cualquier sala, permanente o temporal. El cómputo total de entradas a los dos museos suma 127.807 visitas a lo largo de 2017. Si además añadimos las actividades externas del Museu de Prehistòria (39.040 visitas) y las del Museu Valencià d’Etnologia (30.350 visitas), obtenemos un impacto de público de 194.397 personas que han disfrutado de las exposiciones o actividades de los dos museos.

El MuVIM opta por una programación social y recuperar público

Esta etapa del museo se inicia desde finales de 2015, con la nueva dirección de Rafael Company. En este periodo el museo ha podido reabrir y actualizar la sala permanente, que se encontraba clausurada y con una tecnología que ha pasado por completo de sistemas analógicos a digitales. A pesar de los años, la exposición permanente sigue manteniendo un discurso propositivo hacia la condición humana. La muestra reclama siempre la atención de los visitantes más jóvenes, no en vano las visitas a "La aventura del pensamiento" son una de las claves de bóveda de la didáctica del centro, y por ejemplo, en el actual 2018 ya hay visitas concertadas a cinco meses vista.

Por otro lado, los ejercicios 2016 y 2017 han sido fundamentales para asentar los públicos e iniciar un periodo de colaboración fluida entre otras instituciones, como ayuntamientos y universidades. Así, en 2016 se ha podido preparar una ambicioso proyecto como fue la muestra "La estética republicana en València", que junto con el resto de actividades y muestras del museo, permitió devolver públicos en el centro, y superar, desde hacía muchos años, la cifra de los 200.000 visitantes/año tanto en 2016 como en 2017. Para el director del museo "actualmente no estamos trabajando para forzar el incremento de los visitantes, sino para mantener una programación de calidad, estable y suficientemente atractiva para sorprender en lo estético y adentrarnos en los valores sociales. Ese es nuestro horizonte inmediato”.

Así, el museo muestra una nueva vertiente social con dos actividades anuales que giran en torno a la enorme vidriera del hall. Ambas acciones se producen en torno a actividades realizadas por mujeres, y con clave de mujer para visibilizar dos hitos importantes del calendario: el día de la mujer (en marzo) y el día contra la violencia de género (en noviembre). Después de tres acciones en esta línea, los hitos ya han quedado consolidados como referentes culturales y reivindicativos del museo.

Finalmente, un aspecto también de la nueva etapa del MuVIM ha sido el de su proyección hacia el territorio, con experiencias como la colaboración con el municipio de Titaguas para promocionar la figura del botánico Simón de Rojas, o la adaptación a formato de itinerancia de algunas de las exposiciones más exitosas, como son la de "La estética de la República" que en su versión itinerante ya ha visitado un total de 6 localidades y tiene otras tantas en perspectiva.

La última exposición llamada "Yo soy. Mujeres rapadas", es un reciente proyecto de gran implicación social y que contribuye, desde el activismo artístico y performativo en la recuperación de la memoria histórica. "Yo Soy" es un proyecto abierto y en continua evolución, desde puntos de vista arriesgados y totalmente innovadores. Se está estudiando la posibilidad de hacer itinerar la exposición.

Modificado por última vez enLunes, 29 Enero 2018 17:42

Artículos relacionados (por etiqueta)

15°C

Mislata

Clear

Humedad: 96%

Viento: 11.27 km/h

  • 24 Oct 2018 26°C 14°C
  • 25 Oct 2018 23°C 13°C

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies usadas para la operación esencial de este sitio ya han sido establecidas. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information