Log in

Que ustedes lo voten bien

  • Published in Sara Martinez

Se le atribuye al Maestro Kong, conocido por nosotros como Confucio, que "saber lo que es justo y no hacerlo, es la peor de las cobardías".

Y en algo, el sabio maestro de Lu acertaba, por esta manera humana de ser, dónde se escucha el cuchicheo y se abandona la acción. Nos gusta esa tranquilidad inquieta de saber que algo no funciona, pero lo dejamos pasar. Nos quejamos de la clase política que queda inoperante hasta que llegan unas elecciones, pero dejamos que nos llamen tontos ante la palabrería diaria de cientos de discursos que nos ronronean para hacerse con la victoria.

En realidad, nuestra sabiduría sobre lo justo va mucho más allá de los posicionamientos de parte, y por ello, no hay manera de volver a la emoción pública de los liderazgos gloriosos. En verdad, sobran personalismos y estamos necesitados de esa conciencia que siembra valentía para cambiar las cosas. Esas entidades que nos pertenecen para convivir en paz y posicionar nuestra existencia en la equidad de lo democráticamente justo.

Tenemos en puertas una nueva llamada a las urnas duplicando papeletas, donde decidimos algo tan cercano como nuestros ayuntamientos y algo que todavía nos queda tan lejano y en crisis como las instituciones de ese viejo mundo llamado Europa. Pensándolo bien, nos va en todo ello mucho de lo que nos afecta diariamente. Nuestras calles, que tanto pisamos y nos acompañan en nuestro quehacer diario; nuestra salud de alcance, donde acudimos ante las primeras gripes o malestares; nuestras escuelas, donde correteamos con nuestros hijos para apuntalarles en una formación necesaria e inexcusable para su futuro. Muchas de nuestras jornadas quedan siempre emplazadas en lo más cercano, como el agua que nos da de beber o la luz que ilumina nuestro regreso al hogar.

A pesar de tan importante ritual diario parece que nos resignamos a seguir las mismas pautas y dejarnos vencer por el miedo y el riesgo a todo lo que mude en novedad. De esta manera, cada elección debería ser la más importante de nuestra vida. Parece que siempre se piden cuentas a aquellos que han gobernado, pero también sería el momento de pedirle cuentas a los que se comprometieron a representar el lado de oposición necesaria para un control constructivo de lo que se hace en las instituciones.

No sé si el cansancio electoral es el motivo de tantas declaraciones impropias de muchos de nuestros políticos. Parece que, a pesar de las críticas cada vez más numerosas de las redes sociales, se preocupan más por conseguir el mayor número de gifs, a cual más esperpéntico que el anterior.

Nos inundan con vídeos en directo de sus caminatas por esas calles que la mayoría de las veces luego olvidan o con las batallas para ver quién de ellos cuelga el mayor número de banderolas... En fin, que con todo esto, nos seguiremos encontrando en nuestro bar de cabecera para seguir discutiendo de la limpieza y el tráfico, de la sanidad y la educación y, para no perder la costumbre, de que ya somos campeones europeos de las tarifas de luz y gas.

Además, a pesar de encontrarnos en lo más cercano y local, se volvieron a olvidar de esa tierra vaciada de los pueblos y sus servicios. Por lo que se ve, olvidamos pronto para seguir creyendo en las vanidades. O será como cuentan de Maria Antonieta, que al explicarle el motivo por el que el pueblo estaba tan enfadado, es decir la falta de pan, no se le ocurrió otra cosa que decir que si no tenían pan que comieran pastelillos.

Sabemos de las cocinas y cocineros del marketing político, pero si nos lo comemos sin rechistar, la responsabilidad será nuestra. Ya lo decía nuestro filósofo Ortega y Gasset, que deberíamos todos hacer política, ya que el riesgo de no hacerla es que al final la hagan contra nosotros. Que ustedes lo voten bien.

7°C

Mislata

Clear

Humedad: 93%

Viento: 14.48 km/h

  • 03 Ene 2019 15°C 1°C
  • 04 Ene 2019 13°C 2°C

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies usadas para la operación esencial de este sitio ya han sido establecidas. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information