Log in

Confianzas quebradas

  • Published in Sara Martinez

Uno de los capítulos de la segunda parte de nuestro querido Quijote de Cervantes comienza con una frase que, a partir de nuestro propio refranero, nos puede servir para recapitular los últimos días de esta España que con tanta vehemencia tratamos en estos tiempos: "la verdad adelgaza pero no quiebra y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua".

Porque andamos entre aguas demasiado oscuras, enhebradas con redundantes mentiras sutiles o con interpretaciones excesivamente partidarias para entender, como simples habitantes de esta tierra, los hilos adversos de este trajín diario.

Retomamos parte de nuestra historia con un nuevo sumario de filtraciones que, como tales, son interesadas y de parte; y nuevamente, estamos a la espera del siguiente amanecer periodístico para reconfortar este culebrón sobre las verdades del barquero. Dice Julian Assange, el padre de las filtraciones de nuestra contemporánea existencia, que "cada vez que observamos una injusticia y no actuamos, estamos entrenando nuestro carácter para ser pasivos, y eventualmente perdemos la habilidad para defendernos a nosotros mismos y a aquellos a quienes amamos". Y debemos estar en esas eventualidades porque comienza a ser demasiado usual esta convivencia pasiva entre la patraña y el embuste.

Este país ya vivió su propio azote periodístico y esa inquietante manera de vivir la política a golpe de portada de prensa. Jugar a las filtraciones para hacer periodismo y disfrazarlo como prensa de investigación, es una de las falacias más propia de eso que tanto se critica como populismo en los últimos tiempos.

Una investigación seria ofrece datos abiertos con contraste exacto de situaciones y desvelamiento de todas las partes afectadas. El trabajo del fisgón que husmea en lo que verdaderamente nos afecta, tratará de recurrir a cientos de fuentes que convertirán su análisis en información contrastada, para poder divulgar y mostrar el fin social último del periodismo que se debería sustentar en aquello de que "la verdad os hará libres".

No estamos en el mejor de los momentos que podíamos vivir. Parece que seguimos escarbando entre arenas movedizas a la espera de que siempre exista un brazo amigo que nos pueda sacar de un posible hundimiento. Nos hemos acostumbrado a mirar demasiadas veces hacia otro lado y seguir reafirmando monolíticamente nuestro criterio, aunque sea a costa de inventos y engaños.

Ahora que todos alardeamos de nuestras conexiones con la aldea global, olvidamos la necesidad de informarse concienzudamente para verificar lo que nos rodea y lo que trata de empañar nuestras decisiones. Ya lo decía nuestro Príncipe de los Ingenios, "la falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde". Tal vez sólo nos quede la posibilidad del tiempo por aquello de que todo lo cura, pero olvidamos que el daño quedará entre nosotros para siempre.

18°C

Mislata

Partly Cloudy

Humedad: 51%

Viento: 33.80 km/h

  • 19 Dic 2018 18°C 10°C
  • 20 Dic 2018 18°C 8°C

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies usadas para la operación esencial de este sitio ya han sido establecidas. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information