Log in

Blanco sobre miedo

  • Published in Sara Martinez

"No tengas miedo a los cambios lentos, solo ten miedo a permanecer inmóvil". Así reza un proverbio chino, característico de una sociedad paciente pero activa. Poco tiene que ver con una sociedad como la nuestra donde la algarabía, según algunos, sigue siendo nuestra seña de identidad.

Hace una semana comenté que nadie ganaría a partir del 1 de octubre. Terrible error. Hay una frase incontestable del Nobel, Albert Camus, "Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo". Tras casi ocho días del esperpéntico referéndum, hemos ido llenando nuestro estómago con dosis de temor, sorpresa, tensión mediática, desproporción ambiental, asco... y tantos otros elementos negativos hacia nuestra psique que al final, prefieres un lunes que otro fin de semana de calvario.

Ahora nos encontramos con la mayoría silenciosa, elemento indiscutible de la última década en nuestro país. Siempre hay alguien que habla de esa mayoría silenciosa, y lo hace siempre en su nombre. Me pregunto cuando encuestarán a ese "magma democrático" que calla pero decide. Se habla por esa mayoría que nunca arriesga su postura pero que susurra siempre al oído de nuestros gobernantes. Pero no me extraña. Desde el ámbito periodístico se manosea cada día términos tan apocalípticos como ése. Cualquier periodista de opinión habla en nombre de la mayoría de la sociedad.

Es siempre ella...la mayoría. Siendo todos tan amantes de ese poder social sigo preguntándome por qué se cuestiona tanto ese derecho universal a elegir, a opinar, a decidir por las cuestiones que nos obligan en nuestra existencia como sociedad. La respuesta oculta es que este argumentario de mayorías se basa en el miedo. Temores de convivencia, miedos económicos y hasta histerias institucionales.

Debo reconocer que el inmovilismo social ha caracterizado buena parte de nuestra vivencia en los últimos años. Quitando pequeñas movilizaciones que todos quisieron aprovechar hacia un lado u otro, poco más singulariza nuestra vida como país. Nuevamente esa mayoría silenciosa aglutina el poder de legislar, olvidando otro principio natural como la legitimidad.

En sus estudios de filosofía politica,Tácito ya adelantaba "Cuanto más corrupto es un estado, más leyes tiene..." Precisamente ahora, que tanto se habla de ellas, deberíamos pensar que las leyes ni garantizan la democracia ni nos salvan de dictadores. Esa es la herramienta de todos pero su uso será la garantía diferenciadora de una realidad u otra.Reivindicar derechos es el poder de la sociedad y dependiendo de ello, unos legislarán mejor o peor, cercando más o menos libertades. La fuerza de la democracia está en el respeto a los derechos fundamentales de todos y su grado de grandeza la encontraremos en esa legislación evolutiva que nos ayude a no quedar inmóviles en el tiempo y el espacio.

España ha sido muchas cosas. Su historia se ha confeccionado de muchas realidades y de inmensas confrontaciones históricas.Nuestro estado se conforma de tanta diversidad que apuntalar el espiritu patriótico, despeja en demasiada simpleza las razones para nuestra convivencia. Siempre me gustó el color blanco, esa suma de tonalidades que por diferentes, crean una nueva experiencia visual. A lo mejor,precisamente en esa sutileza de mezclar con lentitud tantas ideas y posiciones,pueda ser una propuesta mejorada de nosotros mismos, sin mayorías ni minorías, donde el equilibrio origina una nueva clave. "La vida es la suma de todas tus elecciones". Sí, también es de Camus.

14°C

Mislata

Partly Cloudy

Humedad: 68%

Viento: 11.27 km/h

  • 23 Oct 2017 22°C 13°C
  • 24 Oct 2017 25°C 12°C

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies usadas para la operación esencial de este sitio ya han sido establecidas. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information