Log in

Julieta y el Dalai Lama

  • Published in Juan Costa

Suena el teléfono, de buena mañana, cuando tienes prisa y no te apetece embridar una carrera demasiado larga, pero claro eso no sólo depende del jinete, porque la montura muchas veces dice la última palabra...

- Hola, buenos días

- ¿Cómo estás? ¡Cuanto tiempo!

- Ayer te envie un mensaje de Whatsapp porque me apetecía hablar contigo pero ya era demasiado tarde.

- ¿Qué tal está nuestro amigo común?

- Bien, ahora que salga voy a tomar un café con él.

- ¿Te acuerdas que en una comida con Begoña en casa dije que el samsara y el nirvana son la misma cosa?

- Si, lo recuerdo

- Es la filosofía de la polaridad de los opuestos, Deepak Chopra también lo dice....

- Es una paradoja interesante- le respondo mirando de reojo el reloj- que sutileza tan grande tiene el alma oriental.

- ¿Tienes tiempo verdad, no te molesto?

- Para nada - le miento descaradamente.

- Pues entonces te voy a contar mi vida...

- ¡A mi no me amenaces! - le digo y nos reímos.

- Cuando vivía en Barcelona mi madre y mis hermanos nos enrolamos en el Opus...

- ¡Vaya!

- Fue una época interesante, seminarios, convivencias y excursiones a Torreciudad...

- ¿En los Pirineos?

- Si, pero cuando volví a Mallorca dejé atrás esa etapa y ya no volví nunca a acercarme a la Obra, estuvo bien para saber lo que yo no quiero, es bueno tener contrastes fuertes.

- Entonces ¿tu hermano había construido una casa en la montaña verdad?

- Si, el simpatizaba con el Budismo tibetano y construyó una casa cerca del monasterio donde los lamas impartían sus clases, y comencé a acudir con regularidad.

- ¡Vaya cambio del Opus al Dalai Lama!

- Si, una de las personas que más me han impactado fue un lama que nos dijo, y yo me sentí personalmente interpelado que lo único importante es desarrollar todo el amor que llevamos dentro, y no lo hacemos...

- Porque ellas no nos dejan - solté haciendo un chiste malo , pero mi amigo ya estaba embalado y ni me escuchó ni me contestó.

- Perdemos el tiempo persiguiendo el dinero, el poder, la felicidad, y un otro montón de basura, pero lo único importante es amar y ser amados, desarrollar al máximo nuestra capacidad de amar para despegar a buena velocidad de este mundo de espejismos que nos envuelve Juan hazme caso, amar es lo único importante, y más ahora que el mundo está colgando de un hilo, si se rompe nada nos salvará excepto el amor..

- ¿Nos hará levitar?

- Probablemente, si la gente se lo tomara en serio y se dedicara en cuerpo y alma a cumplir este propósito cambiaría su vida y el mundo a la vez, es lo mismo que dice el Dalai Lama, el sufismo, los monjes Zen, los anacoretas cristianos y los místicos de todas las religiones, incluyendo los chamanes que salen de las selvas y desiertos y que siguen en contacto con la Naturaleza, pero ¿cómo es posible que perdamos el tiempo de esta manera? Aunque cómo te dije al principio, este Samsara en el que estamos inmersos no está tan lejos del Nirvana a que aspiramos, ...

- No, - le contesté mientras colgaba- ¡Un abrazo y hasta pronto!¡Ya hablamos!

- Un abrazo, Juan.

Este día pasó sin pena pero a gran velocidad , apenas tengo un segundo para recordar a Julieta entrevista en la proyección del Museo Pio V en el que me refugie por unos instantes mientras se celebraba la Crida. Me llamó la atención el cartel de la exposición Rostros Grotescos y sin embargo me encontré con la belleza eterna de Julieta enzarzada en un baile moro con un Romeo enmascarado.

Om

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies usadas para la operación esencial de este sitio ya han sido establecidas. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information